PIEL ACNEICA

Es una piel grasa que además de secretar un exceso de sebo, éste es más espeso debido a la acción de las hormonas ( testosterona) , lo que ocasiona un taponamiento de los poros produciendo los llamados comedones o puntos negros. éste exceso de sebo se suele acumular también en los folículos pilosos produciendo quistes. Además, en éste tipo de piel hay una mayor proliferación de bacterias lo que da lugar a la aparición de pústulas ( granos)

Suele ser una piel deshidratada porque, al estar su estructura alterada ( tiene mayor grosor), tienen menor capacidad de retención de agua

RUTINA DE NOCHE

Paso 1: Limpiar

Éste paso cobra mayor importancia en la rutina de noche porque, a lo largo del dia, nuestra piel ha ido acumulando suciedad, toxinas, sebo, sudor y células muertas  por lo que se produce una obstruccion de los poros. Realizaremos una `doble limpieza´ que consiste en usar un primer producto de tipo oleoso (bálsamo o aceite) que eliminara la suciedad de tipo grasa, seguido de un limpiador de base acuosa (gel, espuma o agua micelar) que arrastrará el resto de particulas acumuladas solubles

De esta manera, la piel queda preparada  para el tratamiento posterior.

Paso 2: Tonificar 

Usaremos un tónico para equilibrar el pH de la piel y mantener sana la microbiota (flora bacteriana natural),

fortaleciendo así las defensas de la piel

Este paso asegura una  absorción óptima del tratamiento posterior y , por tanto, un efecto óptimo

Para este tipo de piel usaremos un tónico hidratante, equilibrante y seborregulador.

Paso 3: Reparar

Usaremos un serúm o aceite seco para tratar las capas más profundas de la piel. Gracias a éstos productos aportamos sustancias antioxidantes que ayudan a combatir los efectos negativos que la polución ambiental y la radiación solar tienen sobre nuestra piel,  además de aportar otras sustancias con propiedades hidratantes, seborreguladoras ,  calmantes y regeneradoras.

Durante el día estos tipos de piel toleran más los serum de naturaleza acuosa y durante la noche, los de naturaleza oleosa ( Nota: se usan aceites con propiedades seborreguladoras que son similares a los lípidos que nuestra propia piel segrega). Según nuestra necesidad elegiremos o combinaremos diferentes productos:

Poros dilatados

Hidratar – Calmar

Paso 4: Tratar

En éste punto utilizaré el tratamiento medicamentoso prescrito por el médico, esperaré unos minutos para que se absorba y luego aplicaré un fluido o emulsión equilibrante y seborreguladora

Para la piel acnéica las texturas recomendadas son tipo gel, emulsion o fluido.

Cuidados Extra

Una vez a la semana es recomendable usar una mascarilla que limpie más profundamente la piel y ayude a su renovación. En la piel acnéica no es recomendable usar un exfoliante de gránulos pues causaría más lesion sobre su ya alterada barrera, por eso recomiendo el uso de un peeling suave de acidos frutales o bien un exfoliante enzimático

Además se puede combinar o alternar con una mascarilla hidratante, una mascarilla detoxificante o una mascarilla reparadora, dependiendo cada necesidad.

Exfoliantes

Detoxificantes

Reparadora – Reafirmante

Hidratante – Calmante